Clínicas Fisiobel

Cuidamos de tu salud

tratamientos fisio mujer madrid

En Fisiobel sabemos muy bien que las mujeres requieren de unos tratamientos especiales sobre todo durante etapas tan importantes en su vida como el embarazo o la menopausia. Y es que la mujer es más propensa que el hombre a tener dolencias específicas de su género por la degeneración de los tejidos por prácticas tan habituales como usar tacones o cargar más peso de lo recomendado. Las lumbalgias o ciáticas son las causas más habituales por las que las mujeres visitan nuestro centro.

Estamos especializados en ayudar a mujeres a solucionar sus afecciones no sólo a través de la fisioterapia, sino también con técnicas específicas como:

Los hipopresivos son ejercicios de trabajo postural y respiratorio que nos permiten aliviar la presión intraabdominal y activar el movimiento reflejo de los músculos del suelo pélvico y de la faja abdominal. Con esto conseguimos muchos beneficios:

  • Rehabilitación post-parto ya que tonificamos el abdomen, ayudando a cerrar la diástasis y recuperar la musculatura del suelo pélvico.
  • Mejorar las presiones internas y favorecer la recolocación de vísceras.
  • Aliviar los dolores de espalda gracias al fortalecimiento del centro de estabilidad lumbo-pélvica.
  • Aumentar la tonicidad de la musculatura abdomino-perineal.
  • Tratar las disfunciones del suelo pélvico como prolapsos, incontinencia urinaria…
  • Aumentar la capacidad pulmonar.
  • Mejorar la vida sexual.
  • Favorecer el tránsito intestinal.
  • Reducir el perímetro de la cintura.

Es un método de reeducación del suelo pélvico que utiliza un tronco de madera para activar los reflejos y receptores del pie; activar y despertar sensaciones del periné, modulando la postura y la respiración por medio del tono muscular. Está indicado tanto para hombres como para mujeres para aliviar dolencias como herramienta de prevención y corrección de malas posturas.

  • Dolores de espalda, hernias discales.
  • Estreñimiento.
  • Disfunciones de incontinencia urinaria y anal, vaginismo, síndrome miofascial pélvico, dolor en las relaciones sexuales.
  • Y mas específico en la mujer, durante el embarazo y la recuperación postparto.

Es totalmente compatible con otras técnicas reeducativas y sus beneficios son:

  • Activa la musculatura abdominal, lumbar y perineal profunda.
  • Tonifica el abdomen y suelo pélvico.
  • Trabaja el equilibrio, mejorando el eje central del cuerpo y la postura.
  • Incrementa la consciencia del propio cuerpo.
  • Libera el diafragma a través de la respiración.
  • Reequilibra las tensiones musculares.
  • Mejora las sensaciones en las relaciones sexuales y la lubricación.

Es el conjunto de músculos y ligamentos que cierran la parte inferior del abdomen, contribuyendo a una posición correcta de la vejiga, el útero y el recto venciendo la fuerza de la gravedad, la presión abdominal y torácica. El debilitamiento de esta zona puede producirse por el embarazo y el parto (por el peso del bebé y su paso por la vagina hasta que nace); practicar deportes de impacto; la menopausia (por los cambios hormonales que hacen que perdamos flexibilidad y provocan atrofia e hipotonía); hábitos como aguantar la orina, llevar prendas ajustadas, practicar canto o tocar instrumentos de viento; o debido a obesidad, estreñimiento, tos crónica o estrés entre otras causas. Este debilitamiento provoca problemas urinarios, intestinales y sexuales que se complican con la edad y pueden generar problemas más graves como prolapsos intrabdominales.

Aconsejamos fortalecer el suelo pélvico sobre todo tras el embarazo, en caso de incontinencias o prolapsos y tras una cirugía de próstata. Con el entrenamiento de tu suelo pélvico conseguirás prevenir y tratar la mayor parte de las patologías que te acabamos de mencionar, aumentar la contracción y elasticidad de los tejidos, mejorar el tono y reparto de presiones de la pelvis y reducir las disfunciones sexuales, aumentando el placer sexual.

Si cuentas con nosotros para tonificar de forma efectiva tu faja abdominal, un fisioterapeuta valorará tu situación particular y te recomendará un plan de entrenamiento basado en electroterapia, ejercicios de Hipopresivos, clases de Pilates, ejercicios con Winner Flow o el Método 5P.

Un adecuado cuidado durante tu embarazo, te asegurará mejores resultados durante el parto. En Clínicas Fisiobel te acompañaremos durante todo el proceso a través de distintas técnicas, información de los cambios que irás experimentando, controles rutinarios y consejos para una alimentación equilibrada; en base a tu situación personal y la evolución de tu sintomatología.

  • Preparto: a través de fisioterapia obstétrica para prevenir y tratar las disfunciones musculoesqueléticas que puedas sufrir.
  • Masajes para embarazadas: enfocados a aliviar las tensiones del embarazo como dolores de espalda (cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias), ciáticas, sacroileitis, neuralgias costales, pubalgias, tendinitis, Síndrome del Túnel Carpiano; y así preparar tu cuerpo para dar a luz.
  • Entrenamiento del suelo pélvico: a través de ejercicios específicos para esta etapa de tu vida enfocados a evitar debilitamiento de los tejidos, contracturas o desgarros durante el parto.
  • Masaje perineal: estimulación manual de la piel y los tejidos para evitar el desgarro perineal durante el parto. Se recomienda comenzar a partir de la semana 32 y se puede realizar incluso a diario; puesto que la constancia es clave para favorecer la elasticidad. Entre sus beneficios, destacamos:
      • Aumento de la elasticidad y el riego sanguíneo facilitando la relajación durante el parto.
      • Dismunición de la posibilidad de episiotomía y dolor durante el parto.
      • Es una técnicas fácil de realizar y no tiene efectos secundarios.
  • Drenaje linfático manual: maniobras lentas y suaves pero precisas para activar la circulación linfática y favorecer la eliminación de líquidos, edemas, linfedemas, pesadez de piernas y hematomas.
  • Pilates: se trata de ejercicios específicos para embarazadas que preparan físicamente al momento del parto.
  • Preparación al parto: clases prácticas que te ayudarán a entender el proceso y a prepararte físicamente.
  • Entrenamiento personal: clases personalizadas para mejorar la flexibilidad y mantener un peso adecuado entre otros objetivos.

Tanto el proceso del embarazo como el parto dejan una serie de secuelas en tu cuerpo que es posible recuperar a través de técnicas específicas y que te recomendamos que comiences a trabajar lo antes posible.

  • Valoración Abdominopélvica Postparto: consiste en una revisión de tus abdominales y suelo pélvico para evitar lesiones como incontinencias urinarias y fecales, prolapsos, estreñimiento o Coxigodinia (dolor en la zona del coxis).
  • Rehabilitación del suelo pélvico: tras el parto se realizan ejercicios para corregir trastornos como debilitamiento de los tejidos, contracturas, desgarros o dolor en las relaciones sexuales.
  • Rehabilitación Diástasis Abdominal: combinamos técnicas de Terapia manual, radiofrecuencia con Diatermia (Biotecna Medical Technology) y electroestimulación para eliminar la diástasis abdominal.
  • Estética del abdomen, reducción de la cicatriz de la cesárea y la episiotomía: recuperaremos la firmeza de tu tripa y trataremos las adherencias de tus cicatrices.
  • Gimnasia abdominal Hipopresiva: ejercicios específicos para la rehabilitación abdominal, postural y del suelo pélvico a través de clases colectivas o individuales de Hipopresivos.

 

Como bien dice el dicho popular “Cada persona es un mundo”.
Por eso, en Clínicas Fisiobel siempre tratamos a cada persona en particular según su historial y su patología. Estamos especializados en tratar las dolencias de todo tipo de mujeres en todas las etapas de su vida.

O llámanos a los teléfonos 913 28 53 39 ·  600 78 99 40